La Universidad pierde el monopolio de las mejores salidas profesionales

La transformación digital es, según fuentes de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), “un tema que preocupa mucho” y, por ello, la gran mayoría de nuevos grados —en seis años, se han incrementado un 19% (de 2.403 a 2.855)— y posgrados están relacionados con el reto digital. “Sabemos que no hay que dormirse y estamos trabajando para solucionar la falta de flexibilidad a la hora de aprobar nuevos títulos”, apunta esa misma fuente.

Según los expertos consultados en el informe, otro de los grandes problemas son las resistencias internas de las universidades al cambio, muy relacionadas con un modelo de gobierno que califican de “obsoleto” y que “frena el impulso de dinámicas innovadoras”. En ese sentido, el documento pone de manifiesto la preocupación de los expertos y empresarios por la pérdida de relevancia del sistema universitario que, según señalan, “ha provocado que las universidades hayan perdido el monopolio del conocimiento y estén camino del perder el de la certificación”. El 51,5% de los campus consideró que no tiene los recursos para ejecutar la transformación digital.

“Las públicas no tienen una estrategia de negocio y se centran en su público tradicional: estudiantes entre 20 y 24 años. Es un tema cultural que les limita, ya que hay otros sectores de la población que buscan formación de forma constante”, opina Tona Rubio, investigadora principal del estudio y responsable de proyectos de la Red de Fundaciones Universidad Empresa.

El informe pone de manifiesto que los programas formativos de empresas tecnológicas como Microsoft, Google, o Telefónica son cada vez más reconocidos por la industria. Sin embargo, la mitad de las universidades participantes no consideró a esas plataformas como un competidor. Nueve de ellas sí lo hicieron y solo una había creado ya una estrategia y un departamento para competir con esas plataformas. “Estas empresas se caracterizan por ser ágiles, digitales, adaptables e incluso experimentadoras, y están robando cuota de mercado a las universidades”, señala el informe. “Ofrecen programas muy atractivos, que son impartidos y diseñados por profesionales en activo que conocen de primera mano y tienen experiencia real en las materias que imparten. Las universidades españolas no deben quedarse de brazos cruzados, deben asumir que sus competidores no solo son otras universidades españolas”, recalca.

https://elpais.com/educacion/2020-07-15/la-universidad-pierde-el-monopolio-de-las-mejores-salidas-profesionales.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *