15 KILÓMETROS CONECTARÁN LA SIMÓN BOLÍVAR CON LA MITAD DEL MUNDO

El recién inaugurado Intercambiador de Carapungo es el punto de partida de esta prolongación. La construcción de más de 15 kilómetros de una vía de calidad y que se forma como un proyecto integral mejorará la movilidad de los quiteños de las zonas del noroccidente. Esta prolongación de la avenida Simón Bolívar conectará los puntos principales de la ciudad, desde el sur hacia la Mitad del Mundo, Pusuquí y otros sectores que no han sido atendidos durante varios años.

Este proyecto integral no solamente privilegia la movilidad con sistemas de transporte público y de transporte alternativo de los ciudadanos. También brinda servicios de alcantarillado e iluminación en diferentes zonas de la nueva vía. Incluso, conectará en la mitad del tiempo a los visitantes de la costa con zonas en el sur de la urbe. Es preciso recordar que el flujo de tránsito que ingresa a Quito, por el sector norte de la avenida Manuel Córdova Galarza, incrementaba el tráfico en la zona del nuevo Intercambiador, de tres niveles.

La megaobra presenta un avance que supera el 40%, está dividida en cuatro tramos constructivos (ver mapa). Serán exactamente 12.9 kilómetros los que unirán desde Carapungo hasta el sector de Maresa; más 3 kilómetros de una conexión entre Tajamar y Pusuquí, que corresponde al cuarto tramo. Esa extensión alcanza una longitud similar a la de la av. Interoceánica, que une a los valles.

La reducción de los tiempos de traslado son parte de los objetivos más importantes que mantiene la Administración del Alcalde Mauricio Rodas. Esta vía cumple con ese papel, mejorando la conectividad de los pobladores. Es por eso que se espera que en diciembre de 2016, los pobladores de Carapungo ya puedan conectarse con la av. Panamericana o la av. Simón Bolívar mediante esta prolongación y no a través de las inmensas colas que se generan en el tránsito de la calle Luis Vaccari.